Gimnástica de Ulia

Infórmate de todas las novedades

Trucos para mantener la motivación

Cuando una brisa fría empieza a reemplazar el aire caliente del verano, es que el invierno y el frío se acercan, y las ganas de practicar un deporte al aire libre van disminuyendo. Por eso es esencial mantener las ganas y tener una motivación adecuada.

Si hibernas durante el invierno, tendrás que ponerte al día de nuevo cuando llegue la primavera, y te costará mucho más. Entonces, ¿cómo mantener la motivación para seguir ejercitándote?

Trucos para mantener la motivación

Por supuesto, es importante descansar cuanto termina la temporada, para poder volver descansado y con más energía, pero que tampoco sea un descanso muy amplio, o costará volver mucho más.

Estos trucos te ayudarán a mantener la motivación que necesitas para seguir practicando tu deporte favorito.

Mantenerse fuerte y saludable con vitamina D

En invierno estamos expuestos a una luz solar mucho más reducida, y por eso deberíamos tomar suplementos de vitamina D a partir de octubre hasta principios de marzo, para permitir que el cuerpo produzca suficiente vitamina D.

Esta vitamina es esencial para que los huesos estén fuertes, ya que permite que el calcio se absorba mejor. También es necesario para la salud del músculo y la salud mental. La vitamina D también está fuertemente asociada con cambios en el sistema inmunológico y, a su vez, con la inflamación.

Descansar adecuadamente

15 días de parón puede darle a tu cuerpo un descanso tanto físico como psicológico. Podrás planificar los entrenamientos de la próxima temporada y los objetivos de este nuevo año. No te preocupes por la pérdida de la aptitud, las ganancias serán mayores que las pérdidas.

Ser constante

Es la clave para lograr todos tus objetivos a largo plazo. Así que cuando hayas descansado después del fin de la temporada, vuelve lo más pronto que puedas a la rutina de ejercicio. Mantener lo que se ha construido es mucho más fácil que perderlo todo y empezar desde cero.

No es necesario pasar los meses de otoño ejercitándote como un burro, pero hay que tratar de mantener un cierto número de horas de entrenamiento por semana.

Ponerse al día con los compañeros

El otoño es un buen momento para salir a pasear con los amigos sin tener que preocuparse acerca del ritmo de entrenamiento. Por lo tanto, es también un buen momento para ponerse al día con los compañeros y amigos.

Hacer una carrera solo por diversión

La presión durante la temporada puede pasar factura. Por eso, lo mejor es relajarse mientras se estrena. Y no hay mejor forma de hacerlo que apuntarse a una carrera solo por pasarlo bien.

Paradójicamente, cuando no estás presionado por ganar o quedar bien, tienes un mejor rendimiento. Recobrarás la tranquilidad sin presiones, y puede convertirse en una carrera muy productiva.

Probar nuevas maneras de ejercitarse

Durante la temporada, puede ser difícil entrenar de manera óptima a la vez que realizas carreras de manera regular. No quieres estar cansado para las carreras, por lo que el entrenamiento no será tan duro como podría ser.

Pero durante el otoño no hay ese conflicto. Eres libre para entrenar como quieras. Si te has preguntado si hacer menos volumen con un mayor enfoque puede conducirte a tener un mejor resultado, es el momento de probarlo.

Es un buen momento para comenzar a incorporar las pesas en el entrenamiento. Acostumbrarse al uso de pesas es la parte más difícil, no sólo porque tendrás que reunir la motivación para ir a un gimnasio y aprender a levantar pesas con seguridad, también aparecerá el inevitable dolor muscular.

Pero puede que valga la pena el esfuerzo, ya que el entrenamiento con pesas puede corregir los desequilibrios musculares, lo que mejorará tu capacidad de resistencia frente a la lesión.