Gimnástica de Ulia

Infórmate de todas las novedades

Cómo correr correctamente en bajadas

En los entrenamientos y carreras en las que participemos, nos encontraremos con tramos en los que habrá que correr en bajadas. Esta clase de desnivel requiere de una técnica especial porque puede provocarnos lesiones.

Cuando corremos en bajada el peso de nuestro cuerpo sobre las articulaciones se multiplica por tres, lo que hace que no solo debamos tener una buena técnica sino también unas zapatillas de calidad. Éstas deben poder amortiguar correctamente nuestros pasos pero también permitir que corramos de una forma correcta y no forzar los ligamentos y músculos.

Cómo correr correctamente en bajadas

Características de correr en bajadas

Correr en cuestas y bajadas es parte indiscutible del entrenamiento de los corredores y gracias a ello se puede mejorar la potencia en las piernas. Aunque las subidas puedan ser mucho más duras y para las que necesitemos determinada técnica, también debemos tenerla cuando realicemos bajadas aunque puedan parecer más fáciles.

Los expertos recomiendan que para evitar lesiones en las bajadas hay que controlar mucho la inclinación, la cual debe comprenderse entre los 8 y 12 grados aproximadamente. También debemos tener presente la clase de terreno, dado que sobre asfalto el impacto es más duro, por lo que hay que elegir correctamente unas zapatillas para que amortigüen bien cada paso.

Además de ello necesitaremos que tanto los ligamentos como articulaciones estén bien preparados, con lo que podremos enfrentarnos con más seguridad a esta clase de terrenos.

Si se tiene problemas en las rodillas, zona baja de la espalda o en las caderas, no es recomendable correr durante mucho tiempo en bajada porque esto puede empeorar la situación agravando las molestias en estas zonas del cuerpo.

Además hay que destacar la importancia de llevar un buen entrenamiento en el que se incluyan los ejercicios de fuerza, gimnasio y también carreras de largas distancias para adquirir fondo físico, incorporando también bajadas.

Otro punto importante es la postura que debemos adoptar cuando corramos en bajada. Muchos corredores lo que hacen es inclinar el tronco ligeramente hacia atrás y de esta forma hacer pasos más largos, lo que hace que el impacto sobre los pies sea muy fuerte, aumentando el riesgo de lesión.

Para ello, lo más recomendable es correr con una postura más recta pero ligeramente inclinados hacia abajo, alargando el braceo y elevando los codos, con lo que obtendremos mucha más estabilidad.

¿Cómo correr en bajada?

Los pies deben ir siempre paralelos y lo que debemos procurar es que sea el talón lo primero que impacte en el suelo, tras ello, la zona de la planta del pie y después la puntera. Los brazos siempre deben ir a la altura de la cintura para contribuir a un mejor impulso y realizar un movimiento amplio y paralelo.

Las piernas y la espalda son la zona del cuerpo que más cargan los impactos de nuestros pasos; por ello, las rodillas deben moverse a una distancia media del suelo y la mirada llevarla siempre al frente.